5.12.12

Muere Dave Brubeck


A los 91 años y a consecuencia de un infarto. Con una última presencia, junio de 2010, en el Blue Note de NYC. Grande entre los grandes y con dos obras inolvidables: Time Out, en 1959 o Blue Rondo a la Turk. Su Take Five quedará para los restos. Gracias a ese tema, a Paul Desmond, Gerry Mulligan, Stan Getz..., el jazz se hizo un poco más popular, siguiendo la senda marcada por Duke Ellington o Louis Armstrong. Cuando mueren los grandes y recibimos la noticia la música de jazz se eleva y flotamos en otras dimensiones. Sirva de consuelo ese legado para el resto de nuestros días.

Sirva este otro video como homenaje a Brubeck. Esta si que es una cuestión personal. Es como si a través de Donald Fagen esos mundos a veces tan diversos, tan distantes, el pop (mainstream) y el jazz, se hubieran estrechado la mano, se hubieran hermanado para darnos a mas de uno una alegría, como una justificación por el tiempo desperdiciado oyendo tontunas o, en definitiva, por lo grande que puede ser la música, los músicos (Fagen) y lo felices que nos pueden hacer en momentos determinados. Viendo el video, recordando la nueva frontera, cómo se muestra la portada de Time Out y pese a la muerte de Brubeck, este puede ser uno de esos momentos: